9 feb. 2010

Caricias sin pedir permiso

Llegará... pisará fuerte y temblará mi suelo, pero sólo lo sentiré yo... Cambiará los colores para mí, las perspectivas, los ángulos...

Llegará y quedaré absorta, y la gente creerá que he enloquecido...

Enmudecerán los relojes, se cortarán las respiraciones en espacios breves de tiempo.

Amanecerá un sol diferente que aguardará a una luna distinta cada día. Me crecerá la sonrisa, me saldrán alas blancas, volaré...

Me deslizaré en las aceras, saltaré en los charcos, y desafiaré a la lluvia. El viento no me despeinará...

Leeré mentes, romperé el continuo espacio-tiempo, rozaré manos al pasear...

Se me perderán los calcetines derechos, no tendré agujeros en los jerseys, el bolso no hará juego con los zapatos...

Me saldrán pecas, y hoyuelos al reirme... Lloraré menos, lloraré más...

Y todo por que tú vendrás a hacerme caricias sin permiso...



Y es que no te hará falta pedirlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario