23 ago. 2010

Más o menos...

Soy más de noche que de día, más de lágrima que de llanto, más sentada que de pie. Más de blanco y negro que de color, y de rosa por encima de todos los colores, más de agua que de tierra, más de dulce que de salado, más de pequeña que de adulta, más de frío que de calor...

Más de plano que de tacones, más de vestido que de falda, más de pendientes que dependiente, más de limón que de naranja, más de Sugus que de caramelos, más de piruletas que de chupachups, más de abajo que de arriba, más diestra que zurda, más princesa que heroína, más madre que hija, más de bonito que de guapo, más de lorza que de músculo...

Más de beso que de abrazo, más de alma que de cuerpo, más de foto que de cuadro, más de Ben que de Brad, más de corazón que de razón, más de cursi que de cómoda, más de cuesta que escaleras, más de manta que edredón, más de cine que de televisión, más de serie que de película, más de Mosby que de Stinson, más de Eric que de Bill, más de Swayer que de Jack...

Más de ojos que de labios, más de caricias que de mordiscos, más de ilusión que realidad, más de Cenicienta que Caperucita, más de Beatles que de Rollings, más de ginebra que de ron, más de polos que de helados, más de niña que de niño, más de puzzle que de consola, más de elfa que de jedi, más de compañía que de sola, mas de ti que de mí...

Más de mañana que de hoy...